'(re)construir'

Realicé  unos 15.000 frottages de un fósil de 500 millones de años.

En el momento que partí la piedra y ví el fósil, lo primero que hice fue acariciar y recorrer esa huella con mis dedos una y otra vez. La obra mantiene la impronta de ese primer gesto, constituye una acción de reconocimiento y reflexión en virtud de una existencia que nos excede.

 

Espacio de Arte Contemporáneo- Montevideo, Uruguay. 2019